¿Cómo reducir riesgos en almacenes?

Los riesgos en un almacén existen como en todos los ambientes laborales. Lo primordial es tener un buen protocolo para prevenirlos y lograr identificarlos para prevenirlos. En esta publicación te orientaremos para reducir estos riesgos al mínimo.

Requisitos fundamentales para reducir riesgos en almacenes

En primer lugar, existen unos requisitos que debe cumplir todo almacén industrial:

  • Iluminación y ventilación correcta.
  • Fácil acceso a los ventiladores.
  • Señalización detallada y correcta.
  • Salidas de emergencia bien señalizadas y libres de obstáculos.
  • Disposición de vías exclusivas para personas.
  • Reducción de cruces de pasillo.
  • Si eres una empresa, no llegar al punto de que los trabajadores tengan que intuir un problema, y anteponerse.

Riesgos que se pueden dar

Los humanos cometemos fallos, errores y equivocaciones y normalmente los riesgos en almacenes están ligados a estos factores humanos ya que suelen ser la principal causa de accidentes, entre los que destacan:

  • La forma de manipulación de ciertos productos (automatizada o normal).
  • Características del propio almacén y sus espacios (interior y exterior).
  • La limpieza del almacén.
  • El orden de los productos.
  • El producto y sus características: tamaño, peso, tipo, etc.

Tipos de accidentes que pueden suceder

Los riesgos de un almacén pueden conllevar accidentes de muchos tipos, entre ellos los más reseñables son:

  • Caídas al mismo nivel de personas o de objetos
  • Caída a un nivel distinto (objetos o personas)
  • Derrumbe o desplome
  • Choques o golpes con objetos móviles/inmóviles
  • Atropellos
  • Atrapamiento
  • Cortes
  • Contacto con electricidad sin protección
  • Incendios
  • Explosiones
  • Congelación

riesgos en almacenes

Acciones para reducir los riesgos en almacenes

Es necesario llevar a cabo una serie de protocolos que sirvan de mantenimiento para optimizar al máximo la seguridad en los almacenes después de leer los requisitos anteriores y que sea efectivo de manera global para personas, estanterías y otras infraestructuras. Por ello hay que tener en cuenta:

  • Distribución y diseño adecuado de estanterías.
  • Reporte y control de estanterías dañadas y análisis de las mismas.
  • Tener protocolos de actuación preparados conjuntamente.
  • Realizar inspecciones externas de manera regular, como la ITE (Inspección Técnica de Estanterías).
  • Marcar bien las zonas peatonales, separando entre personas y máquinas.
  • Personal formado. Y si no lo está, encargarse de concienciar y explicar los riesgos existentes.
  • Incrementar la atención cuando se trate de sustancias peligrosas.

[bctt tweet=»¿Quieres saber qué medidas tomar para que tu almacén no corra peligro? Lee este post #logistica #almacen » username=»webtranses»]

En conclusión, vemos que una buena planificación y estrategia puede evitar y reducir todo tipo de riesgos en el almacén. Si te gustaría conocer cuales son las tendencias que marcarán el 2019 pincha aquí.

Si te ha gustado este post no olvides compartirlo en tus redes sociales, muchas gracias por tu tiempo y hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.