Transporte aéreo: ¿Qué tipos de contenedores existen?

La comodidad y rapidez que ofrece el transporte aéreo ha hecho que, cada vez, sean más las empresas que confían en él para trasladar sus mercancías. Para que estas mercancías lleguen en buen estado, y de forma segura, se recurre a palés o a contenedores aéreos que se diseñan para adaptarse al fuselaje del avión.

Estos métodos permiten agruparlas en una misma unidad de gran volumen, haciendo que su manipulación sea mucho más fácil y rápida, tanto en carga, como en descarga.

Sin embargo, y aunque los palés son igualmente prácticos, queremos que conozcas en profundidad cómo son los contenedores aéreos.

transporte aéreo

Contenedores para un transporte aéreo eficiente

Como ya hemos mencionado, los contenedores aéreos permiten agrupar mercancías en una misma unidad, optimizando el espacio y facilitando su manipulación. Estos contenedores también se conocen como ULD (Unit Load Devices), y la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) es el organismo encargado de establecer sus especificaciones técnicas.

En cada uno de estos contenedores es posible encontrar las siguientes partes diferenciadas:

  • Logotipo comercial
  • Especificaciones técnicas: placas con información técnica, sellos oficiales y homologaciones, indicaciones sobre el peso y las dimensiones de la mercancía, etc.
  • Bolsillo para documentación: para el depósito de la documentación que debe acompañar al contenedor durante todo su traslado.

Tipos de contenedor aéreo

Podríamos considerar a los contenedores aéreos el equivalente de los contenedores marítimos. Sin embargo, los primeros tienen una mayor variedad de formas y tamaños, debido a los diferentes tipos de aviones de carga que pueden utilizarse.

Atendiendo a sus características podemos clasificar los contenedores aéreos estándar de la siguiente forma:

  • Contenedor estándar IATA AKE: uno de los más utilizados en transporte aéreo. Está completamente hecho de aluminio, se abre por uno de los lados y se cierra con una solapa.
  • Contenedor estándar IATA AAP: fabricado íntegramente en aluminio y se puede adaptar para cargar prendas con colgantes en su interior. Algunos de estos contenedores están equipados con puertas de seguridad. Se abre por uno de sus lados y se cierra con una solapa y una red con correas. También es uno de los tipos de contenedores aéreos más utilizados.
  • Contenedor estándar IATA AMA: contenedor fabricado en aluminio adaptable para cargar prendas con colgantes. Se abre por uno de los lados y se cierra con una solapa y una red con correas. Algunos están equipados con puertas de seguridad. Similar al IATA AAP, pero con mayor capacidad. También es uno de los más utilizados.
  • Contenedor estándar IATA AMP: fabricado en aluminio con abertura a un lado y cierre con solapa y red con correas. Puede albergar prendas con colgantes en su interior y algunos cuentan con puertas de seguridad. Su capacidad está entre la del IATA AAP y el IATA AMA.
  • Contenedor estándar IATA AKH: fabricado, completamente, en aluminio y con apertura lateral. Fácil de manejar por montacargas.
  • Contenedor estándar IATA AKN: contenedor de aluminio con apertura en uno de los lados y cierre con doble puerta metálica. Cuenta con un plafón modulable adaptado para prendas con colgantes y puede ser sellado. Además, se puede manejar, fácilmente, con montacargas.

Medidas

Las medidas de los diferentes tipos de contenedor aéreo son:

  • Contenedor estándar IATA AKE: Largo 156 cm, ancho 153.4 cm y alto 160 cm. Peso bruto máximo 1.587 kg.
  • Contenedor estándar IATA AAP: Largo 317.5 cm, ancho 223.5 cm y alto 162.5 cm. Peso bruto máximo 4.625 kg.
  • Contenedor estándar IATA AMA: Largo 317.5 cm, ancho 244 cm y alto 244 cm. Peso bruto máximo 6.800 kg.
  • Contenedor estándar IATA AMP: Largo 317.5 cm, ancho 244 cm y alto 162.5 cm. Peso bruto máximo 6.800 kg para PMD y 4.625 kg para PLD.
  • Contenedor estándar IATA AKH: Largo 156 cm, ancho 153.4 cm y alto 114 cm. Peso bruto máximo 1.135 kg.
  • Contenedor estándar IATA AKN: Largo 156 cm, ancho 153.4 cm y alto 160 cm. Peso bruto máximo 1.587 kg.

Ventajas de utilizar contenedores para transporte aéreo

Apostar por los contenedores para el transporte aéreo de mercancías ofrece numerosas ventajas. Entre las más destacadas podemos mencionar:

  • Bajo coste: al agrupar diferentes mercancías en estos contenedores estándar se reducen los gastos de manipulación de mercancías y equipaje que suelen tener las aerolíneas y aeropuertos.
  • Fácil manipulación: al ser una única unidad de carga se manipula de forma mucho más fácil. También, se reducen los costes del traslado.
  • Ahorro de tiempo: se tarda menos tiempo en trasladarlos que si se hiciera de forma individual.

Elige un transporte eficiente

Aunque es cierto que el transporte aéreo es uno de los más eficientes la realidad es que no todo tipo de mercancías son aptas para él. Contar con asesoramiento profesional como el de WebTrans puede ayudarte a encontrar la mejor opción para tu empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.