Transporte refrigerado de alimentos

¿Cómo transportar alimentos refrigerados?

Uno de los ámbitos más complejos de la logística es el transporte de alimentos congelados y refrigerados ya que existen numerosos e importantes condicionantes que deben salir bien y estar bien revisados desde que la mercancía sale de su origen hasta que llega a su muelle de destino. Los transportes en este sector se rigen por estrictos reglamentos y normas de seguridad que garantizan la seguridad para el consumidor final.

En 1976 entró en vigor en todo el territorio europeo el Acuerdo sobre transportes internacionales de mercancías perecederas y sobre vehículos especiales, más comúnmente conocido como ATP. Los certificados ATP atestiguan que las condiciones del vehículo y del transportista para cargar perecederos son las idóneas. Es obligatorio tener el certificado para llevar mercancías perecederas dentro del transporte refrigerado para alimentos.

La logística de alimentos y bebidas refrigeradas

La logística de alimentos y bebidas refrigeradas se sirve principalmente del transporte terrestre, no obstante también existen las opciones aéreas y marítimas, aunque implican más desembolso económico y mayor tiempo respectivamente. Las ventajas del transporte terrestre es la inmediatez con la que un producto puede ser entregado si la distancia que se necesita recorrer es corta. Este transporte refrigerado para alimentos sigue siendo la opción más popular entre los transportistas. La cuestión que se necesita abordar actualmente es cómo hacerlo más sostenible reduciendo la contaminación.

Si queremos saber cómo transportar alimentos refrigerados hay que contemplar los distintos tipos de vehículo que existen, o más bien, qué tipo de refrigerador lleva. La importancia del control de la temperatura es crucial, pues determina que un alimento llegue en buen estado sin romper la cadena del frío en caso de pescados y mariscos o sin perder sus propiedades en el caso de otro tipo. Existen 4 principalmente:

  • Camiones isotermos: no permiten el intercambio de calor entre interior y exterior. Están muy bien aislados.
  • Camiones refrigerados: pueden alcanzar hasta -20 ºC con la caja vacía.
  • Camiones frigoríficos: aislados como los anteriores, pueden mantener entre 12 ºC y -20 ºC con la caja vacía.
  • Camiones caloríficos: mantiene la temperatura por encima de 12 ºC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.